Email marketing con historias

vender a través de emails es posible.

Pero... si buscas una foto, no la encontrarás.
No la necesitas.
Esta web es fea.
Y de fealdad va todo esto.

SPOILER: esto es un experimento. Ningún lector ha sido herido en el transcurso de la escritura (o lectura) de esta página web.

Bueno, puede que encuentres una sola foto. Pero antes lee toda la página, no tiene desperdicio.

Toda mi web está bien diseñada, con colores corporativos, fotos bonitas (aunque tengo que plantearme seriamente hacer una nueva sesión de fotos) y elementos «cuquis».

Pero esta página está -deliberadamente- diseñada con un tochaco de texto y un degradado de mi azulito corporativo. 

Sin florituras. 

(Y más barata, oigan).

A lo que iba. 

Esta página es como mi amor a primera enésima vista de universidad. Se llamaba… le vamos a llamar Esteban. 

Esteban era rubio, alto, apuesto. Vestía bien, hablaba bien, olía bien. 

Tenía un no-sé-qué-que-qué-sé-yo. 

Y tenía otra cosa enorme. 

Really, George?

¿De verdad pensabas que iba a hablar de la herramienta de Esteban?

Ay madre, veo que el intenné está tan plagado de páginas aburridas, que a la que doy un poco de carnaza, sus desmadráis. 

No. 

Esteban lo que tenía era una nariz inmensa. 

Enorme. 

Era narigudo, narizota, narizgrande, narizudo, narizón. Tenía una pedazo de napia, tocha, hocico, olfato, porra. 

(Malpensados. De nuevo 🤦🏽‍♀️. Wikipedia incluye porra como sinónimo de nariz).

Pues la nariz de Esteban fue lo primero que vi en mi primer día de universidad. 

Me acuerdo de aquél primer día en el que todo hacía subida. 

La calle Bellesguard, que tiene más desnivel que el Everest y el K2 juntos. 

La soledad.

La novedad. 

La ansiedad. 

Todo se hacía cuesta arriba. 

Incluso las 8 escaleras que separaban la calle de la nueva etapa universitaria.

En fin, que en todo ese mar de dudas, su nariz resaltó. 

No voy a contarte más sobre Esteban, pero te aseguro que puede enseñarte (y mucho) a vender a través de los emails. 

Si quieres saber cómo terminó mi historia con Esteban y su nariz, es aquí debajo. 

De verdad, esto de las historias en los emails funciona que te mueres

Eso es lo que aprendes con mi ebook: «El sorprendente caso de la nariz menguante: o cómo vender a través de tu mail con 23 correos potentes que convierten». 

(Sí, tiene un título muy largo). 

  • Por qué Esteban puede ser un MUY buen ejemplo de cómo desarrollar mails independientemente de su tamaño (de los mails, malpensados). En las páginas 1, 26 y 27.
  • Lo que un alcalde puede enseñarte sobre cómo vender a través del email marketing. En las páginas 6 y 19.
  • Por qué deberías ir a la copistería más cercana y comprar cajas de clips. En la página 2.
  • El mail que mandaría si me presentara a alcaldesa (para que me votaran todos). Página 19.
  • Los 23 tipos de correos que puedes mandar a tu lista sin siquiera despeinarte… y conseguir ventas. Ehm… todas las pa´ginas.
  • Cómo un dentista rebate la objeción de que tu servicio o producto es caro. Páginas 7 y 8.
  • Los libros que puedes usar para escribir mails que tus suscriptores tengan ganas de leer. Y no, no te voy a dar ningún título de libro. Bueno, vale. Uno, sí. Página 2.
  • Cómo convertir tus cagadas (porque si eres humano, la cagas de vez en cuando) en potentes estrategias de venta. Página 5.
  • Lo que tiene que ver un carísimo Frappuccino del Starbucks con Manuela Carmena y Alaska. Páginas 19 y 20.

¡Es gratis, eh!

Por cierto, además de llevarte este regalito, también vas a recibir emails míos.
Muchos.
A saco.
Si no te apetece, te desuscribes.

Pero… ¿Quién leches soy yo, y porque te hablo de email marketing copywriting?

Soy Cristina,

copywriter especializada en email marketing.

Amante del vino blanco, de la naturaleza, la nieve y el esquí, puedes verme conducir un 4×4 cochambroso por la montaña, y al rato, vestida con un abrigo elegante.

Siempre bromeo diciendo que invitarme a comer sale muy caro porque tengo muy buen saque, y que mejor me contrates el copy de tus emails.

Descubre si estás cometiendo los 21 errores mataventas en tu web

Dame tu nombre (no, Snoopy no sirve), tu mail y prepárate para descubrir el mundo del copy de mi mano.
 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS. Responsable: Cristina Fuertes Mosella(Cristina Fuertes Mosella). Finalidad: Descargar el infoproducto solicitado y suscribirte a la lista de suscripción. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: holahola@cristinafuertes.com Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí (poner enlace política de privacidad).